El héroe de Notre Dame usa motores DC de maxon

En la primavera de 2019, un devastador incendio dañó gravemente la catedral de Notre Dame. Pese a todo, el cuerpo de bomberos de París evitó la completa destrucción del edificio, también gracias a contar entre sus filas con un miembro especial, que usa en su interior motores DC de maxon.
  • Colossus mide aproximadamente 1,6 m de largo, 78 cm de ancho y 76 cm de alto. Su peso en vacío es de 500 kg. Fotografías: Shark Robotics; Ian Langsdon/Keystone

    Colossus mide aproximadamente 1,6 m de largo, 78 cm de ancho y 76 cm de alto. Su peso en vacío es de 500 kg. Fotografías: Shark Robotics; Ian Langsdon/Keystone

15 de abril de 2019 a las 19.50 horas: ante los ojos de un público horrorizado, la aguja de la catedral de Notre Dame de París se derrumba. Los bomberos ven en este suceso algo más que una tragedia simbólica: este derrumbe conlleva una mayor desestabilización de la nave que se encuentra envuelta en llamas. A partir de este momento, el acceso a la catedral y la lucha contra el fuego desde el interior se convierte en una actividad de alto riesgo. Se toma entonces la decisión de enviar el robot Colossus a la catedral.

Detrás de Colossus se encuentra la compañía francesa Shark Robotics. Esta empresa, con sus veinte empleados, desarrolla y construye robots de alta tecnología que asisten o reemplazan a las personas en entornos especialmente difíciles. Estos robots son capaces de moverse por terrenos casi intransitables. Equipados con un brazo articulado que usa motores de corriente continua de maxon, ofrecen asistencia a los bomberos o ayudan a desactivar artefactos explosivos y a retirar otros objetos.

Un sistema modular para alcanzar el éxito

Colossus ha sido desarrollado en cooperación con el cuerpo de bomberos de París. No solo es adecuado para la lucha contra incendios, sino también para el rescate de personas tras el derrumbe de un edificio o para la eliminación de un peligro biológico. En vista de la diversidad de estas tareas, Shark Robotics optó por un diseño modular. La unidad base está provista de un equipamiento que puede adaptarse a cada finalidad de uso.

Además de con una manguera, el robot puede ir equipado, por ejemplo, con una cámara de alta definición orientable en 360°. También es posible equiparlo con sensores para medir parámetros como la temperatura o la exposición a la radiación, o para detectar la presencia de sustancias tóxicas. Además, es posible enviar a Colossus como avanzadilla, equipado con un sistema de extracción de humo para que los bomberos puedan acceder al foco de incendio. Con la ayuda de un brazo manipulador, es capaz de despejar el acceso a una zona. No es menos importante el hecho de que Colossus puede ir equipado con una camilla, una cesta de rescate o un ariete. Todas estas aplicaciones plantean grandes exigencias de calidad y resistencia de los materiales, como son los motores DC y brushless de maxon. Por ello, Colossus está completamente fabricado con acero y aluminio, un material que también se utiliza en la industria aeroespacial. Cuenta con dos motores de corriente continua de 4000 W y seis baterías que garantizan una operatividad de hasta doce horas sin interrupción. Está fabricado completamente a prueba de polvo y agua, y tiene una alta resistencia a la radiación térmica.

3000 litros de agua por minuto

En el incendio de Notre Dame se utilizó la lanza del robot. Con ella se consiguió mantener mojadas las paredes interiores de la nave y los elementos estructurales del edificio para evitar que el fuego se extendiera. El robot recibió casi 3000 litros de agua por minuto a través de la manguera de alimentación, sin que ninguna persona de los equipos de intervención corriera el más mínimo peligro. Esto es debido a que Colossus puede manejarse a través de un módulo de control remoto. A nivel técnico, el diseño de un robot de este tipo supone un gran desafío. Por ello, Shark Robotics recurrió a MDP - maxon Francia. Para los brazos del robot, la empresa buscaba motores DC y brushless compactos, potentes y de bajo consumo. "Para nuestros robots necesitamos motores de corriente continua que sean sumamente robustos y adecuados para condiciones extremas", dice Jean-Jacques Topalian, director general del departamento de I+D de Shark Robotics: "Por este motivo, es lógico que nos decidiéramos por maxon: la empresa tiene referencias impecables y sus motores DC y brushless ya han demostrado su eficacia en misiones con un entorno verdaderamente hostil".

Shark Robotics utiliza hoy en día 19 productos diferentes de maxon y adquiere los motores de corriente continua directamente en el sitio web de maxon. Y hablando de ambientes hostiles: esos mismos motores eléctricos están también instalados en el rover europeo que explorará el planeta Marte a partir de 2021.

 © maxon motor ag

Contacto

maxon motor ibérica S.A.U.

C/ Polo Norte n° 928850 Torrejón de Ardoz
+34 916 564 973
Contacto